Evitar la piel grasa deshidratada

A veces se suele confundir la grasa de la piel con la hidratación de la piel. La grasa de la piel es la sustancia llamada sebo, secretada por las glándulas sebáceas para ayudar a mantener la función de barrera de la piel. La hidratación de la piel es el proceso en el que, ésta, absorbe el agua  para mantener su tersura y elasticidad.

Aunque la acumulación excesiva de sebo puede provocar piel grasa y acné, no significa que la piel esté bien hidratada. Además, el solo hecho de eliminar estas grasas promueve la pérdida de humedad.

Cuando tienes la piel grasa, puede parecer contradictorio utilizar  un hidratante facial, pero los dermatólogos dicen que es un paso importante en la rutina del cuidado de la piel. No seguirlo solo conduce a la deshidratación, y si además se utilizan productos para combatir el acné, estos pueden hacer que la piel se reseque aún más, y la piel tiende combatir la deshidratación produciendo aún más grasa, y empeorando el problema.

Al final, la piel hidratada es una piel sana. Sin una gran cantidad de humedad, la apariencia y la función protectora de la piel pueden verse seriamente comprometidas. Con la deshidratación prolongada, tu piel tiene un mayor riesgo de inflamación, infección, arrugas y envejecimiento prematuro.

La piel deshidratada puede incluso aumentar el riesgo de brotes. Cuando la piel se vuelve excesivamente seca, el cuerpo lo compensa produciendo más grasa para reforzar la función de barrera de la piel. Esto puede provocar la obstrucción de los poros y el desarrollo de más granos

Como hidratar la piel grasa

Utilice productos aconsejados para tratamiento de piles grasas y con tendencia acnéica, si es posible naturales y/o ecológicos

Los productos a base de agua o con base aloe vera son otra gran opción para las pieles grasas. Estos productos no dejan residuos pesados ​​en la piel.

Puedes encontrar geles hidratantes, protectores solares y bases de maquillaje. Verifica la etiqueta; muchos de estos productos se comercializan para personas con piel grasa y propensa al acné.

 

miel de manuka 500g mgo 400

También puedes utilizar productos naturales a base de Miel de Manuka, o la propia Miel de Manuka que diluida con agua, activa una enzima producida por las abejas llamada glucosa oxidasa. Esto produce el peróxido de hidrógeno, conocido antiséptico, al mismo tiempo la miel de manuka es un antibiótico natural que se ha demostrado como eficaz en el tratamiento del acné y de otros problemas de la piel.

Existen otros productos de origen natural, como la equinacea o la arcilla verde, etc. que se pueden utilizar para la reducción de la grasa y el control del acné, los puedes ver aquí.

Si su problema del acné es muy serio, la mejor opción sería la consulta a su médico que le aconsejará un tratamiento farmacéutico adecuado para su problema.

No olvide una limpieza de la piel correcta

Limpieza facial piel grasa

Una forma fácil de controlar la piel grasa es limpiarse la cara con regularidad. Lávate la cara dos veces al día, tanto por la mañana como por la noche.

Usa un jabón natural con espuma, aquí tienes uno ecológico con arcilla verde, muy eficiaz. Los limpiadores con espuma, como los jabones naturales, hacen un trabajo mucho mejor eliminando el exceso de grasa y dejando la piel con una sensación de frescura y limpieza.

También debes limpiarte la cara (y el cuerpo, si los brotes corporales son un problema) después de sudar, después de hacer ejercicio. El sudor puede irritar la piel y provocar acné mecánico, que es un tipo de acné causado por un objeto que retiene el sudor contra la piel,  y que al mismo tiempo la roza y la frota, causando una mayor producción de sebo. Lo más frecuente es que se desencadene por llevar ropas muy ceñidas, también por uso de cascos deportivos, cintas de sujeción del pelo, correas de bandolera, sujetadores y trajes de baño, mascarillas (provocando el maskacné) etc.

Limpieza facial piel grasa con jabon Manuka natur

Si no puedes limpiarte del sudor de inmediato, puedes utilizar pañuelos humedecidos.

Sin embargo, ten cuidado con la limpieza excesiva. Limpiarse la cara con demasiada frecuencia puede irritar tu piel. Y dado que el acné no es causado por falta de limpieza, por lavarse con más frecuencia no eliminará los brotes.

Evite tocarse la piel grasa

Las personas con piel grasa deben evitar rascarse y tocarse la piel, ya que no ayudará a limpiar profundamente los poros, eliminar el acné y reducir la grasa.

 

En resumen:

Para tener una bonita piel debes tener una rutina de limpieza e hidratación, aunque tengas la piel grasa, intenta utilizar productos naturales y/o ecológicos, tu piel te lo agradecerá.

es_ES
Compartir este